Investigación en Salud Ocular: Etapas y Procesos de Aprendizaje


Investigación en Salud Ocular: Etapas y Procesos de Aprendizaje



Programas de Investigación y Entrenamiento

Por: Daksha Patel

Centro Internacional para la Salud Ocular, London School of Hygiene and Tropical Medicine.

La Investigación es definida en el diccionario de Inglés Oxford como “la exploración sistemática y el estudio de materiales y fuentes, con el objeto de establecer hechos y llegar a nuevas conclusiones”.

La investigación está arraigada en el currículo de la mayoría de los programas de entrenamiento de postgrado; se espera que los estudiantes completen algún tipo de proyecto original encaminado hacia la elaboración de una tesis. Esto provoca varios tipos de reacciones: “¿Cuál es el propósito de este ejercicio? ¿Por qué debo hacer investigación cuando lo que yo quiero es solamente un empleo? ¿Acaso no debería dejarse la investigación en manos de los expertos? Yo no puedo hacer este curso; ¡No tengo experiencia en investigación!”

En este artículo aspiro demostrar que la investigación es, de hecho, una parte integral del aprendizaje, y que imparte los conocimientos, destrezas y actitudes que se requieren para un trabajo exitoso en el área ocular. También espero poner de relieve la manera en que las instituciones de educación superior pueden apoyar este proceso.

A menudo se refiere que los proyectos de investigación proporcionan a los estudiantes “experiencias cognitivas, emocionales, sociales y prácticas” las cuales serían difíciles de enseñar de otra manera. Por consiguiente, a manera de permitir que el estudiante tenga el mejor resultado de aprendizaje posible, los proyectos de investigación deben estar claramente estructurados y los estudiantes deben ser respaldados por la institución y el currículo a lo largo del proceso.

El proceso de aprendizaje: ¿cómo funciona?

El entrenamiento de educación superior requiere un aprendizaje centrado en el estudiante o auto-dirigido, ya que los estudiantes adultos habrán acumulado para ese entonces considerable experiencia a través del trabajo, la vida y la educación recibida. 2 Ésta experiencia previa provee los fundamentos sobre los cuales se construye el nuevo aprendizaje.

La educación superior provee a los estudiantes una oportunidad para hacer observaciones, reflexionar sobre sus experiencias y analizar las ideas que han acumulado a lo largo del tiempo. Éstas ideas forman las bases de conceptos o teorías abstractas que pueden ser probadas a través de la experimentación activa. Esto a su vez conduce a nuevas experiencias y el proceso vuelve a comenzar.



Este ciclo de aprendizaje de experiencia, conocido como el ciclo de aprendizaje de Kolb, continuará mientras se reflexione acerca de cada nueva experiencia (Figura 1). El principio subyacente es “aprender al hacer”.




Proyectos de investigación y el proceso de aprendizaje

Los proyectos de investigación requieren una serie de etapas, desde decidir el tema del proyecto hasta redactar una conclusión, las cuales conducen al estudiante a través del ciclo de aprendizaje ilustrado en la Figura 1. Cada etapa del proyecto de investigación sustenta el proceso de aprendizaje.

Los estudiantes de la MSc (Maestría en Ciencias) cuyos proyectos de tesis son descritos en este número de Salud Ocular Comunitaria (ver ejemplo en página en 18) habrán recorrido este ciclo de aprendizaje, independientemente del tema o metodología de sus proyectos. Si un proyecto de investigación es adecuadamente sustentado, tanto por el currículo como por la institución, cada etapa del proyecto también implicará para el estudiante la adquisición de una amplia gama de conocimientos, destrezas y actitudes apropiadas para el desarrollo de su carrera (Tabla 1).

De la experiencia a la reflexión

La primera etapa es la de encontrar un tema adecuado para un proyecto de investigación. Los estudiantes a menudo se preocupan por esto: “¡No tengo idea de que hacer!”

Las experiencias y desafíos pasados son los puntos de partida para explorar áreas de interés. El tópico precisa ser estimulante y relevante para la persona a llevar a cabo la investigación. Debería no solamente posibilitar que el estudiante pase el curso, sino que también los resultados deberían ser valiosos para otros. Compartir opiniones y puntos de vista con tutores, expertos en el campo y otros estudiantes, contribuye al proceso reflexivo, permitiendo al individuo identificar un tema o un problema. Los estudiantes podrían analizar hechos críticos desde su experiencia profesional, para identificar temas para investigaciones futuras.

La buena supervisión y un currículo apropiadamente diseñado permitirán que el estudiante aprenda a través de la reflexión: el o ella se familiarice con el conocimiento esencial del tema de investigación, aprenda a interpretar la nueva información y sea capaz de formular cuidadosamente la pregunta o problema investigativo.

La expectativa en este punto es que, cada estudiante comience a desarrollar perspectivas claras sobre el tema. El producto final de ésta reflexión es una razón para llevar a cabo el proyecto de investigación particular. Los estudiantes deberían ser capaces de establecer claramente el propósito u objetivo principal de su investigación, por ejemplo: “Para determinar el resultado visual posterior a la cirugía de catarata en el Hospital X” o “Para establecer la prevalencia y causas principales de ceguera en la región Y”.

De la reflexión a la conceptualización

El aprendizaje progresa de una manera emocionante una vez que el estudiante capta la razón por la cual quiere emprender el proyecto. La reacción en este punto es a menudo: “¿Cuál es el mejor método para encontrar la respuesta a la pregunta de mi investigación?”

Los estudiantes necesitan decidir el diseño del estudio. Deben también considerar cuales son los mejores métodos para recoger información, ya sea ésta cualitativa, cuantitativa o una combinación de ambos. Al hacer esto, el estudiante se encamina a conceptualizar sus perspectivas y conocimientos.

En ésta etapa, los estudiantes deben pensar en el tamaño de las muestras, marcos de tiempo y presupuesto. También deben pensar en la manera de obtener acceso al sitio de investigación y como obtener consentimiento de los sujetos/participantes. Finalmente, necesitan conformar un equipo de investigación y obtener la aprobación ética para el proyecto.

La buena supervisión es crucial para ayudar a los estudiantes a desarrollar una metodología de investigación que sea práctica, que se mantenga dentro del presupuesto asignado y pueda ser desarrollada dentro del marco de tiempo adecuado.

De la conceptualización a la experimentación

La etapa de experimentación del proyecto se describe a menudo como la más interesante. El trabajo de campo pone en práctica el conocimiento y habilidades del estudiante. Aprende a entrenar un equipo de gente; recoger, organizar y administrar datos e ingresar estos en los formatos, listos para el análisis de paquetes de software estadísticos. En ésta etapa, los estudiantes comienzan a cosechar los beneficios de la planificación cuidadosa y detallada que fue parte del diseño del estudio.

Cuando el estudiante implementa y experimenta con las ideas que se han formulado en el campo, la clínica o el laboratorio, esto da origen a nuevas experiencias. Este proceso forma la base de “aprender al hacer” también conocido como aprendizaje experimental.

De la experimentación activa a la experiencia nueva

El proceso de reflexión y conceptualización continúa durante las dos siguientes etapas del proyecto de investigación: el análisis de los datos y la redacción de la tesis. Los nuevos datos originan nuevas perspectivas e ideas, las cuales son comparadas con las anteriores. Este es un proceso particularmente educativo, ya que son desafiados los conceptos y las ideas preconcebidas del estudiante. La redacción de la investigación y la comunicación de los resultados son procesos activos y ofrecen oportunidades de aprendizaje únicos. Para muchos estudiantes, ésta es la primera vez que enfrentan el desafío de redactar un informe describiendo su investigación, sintetizando sus hallazgos y haciendo recomendaciones. Constituye una experiencia muy beneficiosa para cualquier rol de liderazgo.

El papel de las instituciones y los supervisores

Las instituciones tienen un papel importante. Facilitan el éxito de los proyectos de investigación de los estudiantes y pueden maximizar las oportunidades de aprendizaje para los mismos. El conocimiento del tema principal por lo general está incluído dentro del currículo y se hacen todos los esfuerzos para exponer al estudiante a las destrezas requeridas para la investigación. Sin embargo, los estudiantes deberían también, cuando sea posible, tener acceso a talleres de transferencias de competencias, incluyendo cursos de destrezas interpersonales y comunicación, los cuales lo ayudarán a prepararse para sus proyectos de investigación. Las instituciones deberían poner empeño en proveer el ambiente correcto, incluyendo bibliotecas y servicios de computación. Las instituciones tienen otro papel importante: deben asegurarse que se mantengan los lineamientos éticos. No se debería permitir que los proyectos avancen, a no ser que tengan la aprobación ética de parte de todas las autoridades sanitarias correspondientes. Las normas de salud y seguridad también deben ser examinadas antes de conceder autorización para el desarrollo de un proyecto, por ejemplo, si los estudiantes deben viajar a una región devastada por la guerra o extraer sangre de pacientes. Los asuntos financieros deben ser tratados con claridad, con presupuestos detallados y reservas para desafíos inesperados, como seguro para pérdida o daño de equipos. La supervisión del estudiante provee apoyo esencial y debería estar dentro de un marco claro el cual establece los objetivos educativos, fechas límites, objetivos y criterios de evaluación. Es una buena práctica el registrar las diferentes etapas en un diario. Esto puede ayudar también a establecer una supervisión más equitativa, para que todos los estudiantes se beneficien en la misma medida de la atención de los supervisores.

Se podría argumentar que, en entornos educativos, el proveer a los estudiantes la oportunidad de “aprender haciendo”, es el método más poderoso de enseñanza. Uno podría incluso argumentar que la experiencia de “aprender haciendo” tiene prioridad sobre el contenido del proyecto de investigación.

    Daksha Patel
Organizadora del Curso MSc (Maestría en Ciencias),
Centro Internacional para la Salud Ocular, London School of Hygiene and Tropical Medicine,
Keppel Street, London WC1E 7HT, UK.


Referencias

1 Ludwig Huber. Learning through research. Improving University Teaching 25th International Conference, Alemania, 2000.
2 Fry H, Ketteridge S, and Marshall S. A handbook for teaching and learning in higher education. Abingdon: Routledge Falmer, 2003.
3 Kolb D. Experiential learning. Englewood Cliffs, New Jersey: Prentice Hall, 1984.


La información de este artículo y otros más que aparecerán en VisionDat pertenecen a la nueva Revista:

De click a la imagen para acceder a la Revista Completa




Compartir