Historia de la Optometría


Historia de la Optometría


Presentación del Libro "Historia de la Optometría en México"


El recinto dedicado al Benemérito de la Américas Lic. Don Benito Juárez, ubicado en el Palacio Nacional de México, fue el marco excepcional para la presentación del libro “Historia de la Optometría en México” del Dr. Abraham Bromberg, el pasado 6 de marzo del 2009. El evento reunió a diversas personalidades entre quienes se incluían catedráticos de diversas escuelas de optometría del país, del extranjero y decanos del IPN.



El Dr. Abraham Bromberg Alterowics, es uno de los optometristas más reconocidos de México, egresó de la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, continuando sus estudios en la Universidad de Houston donde obtiene el grado de Maestro en Ciencias; culmina su preparación académica en la prestigiosa Universidad de Berkeley de la que egresó con el título de Doctor en Optometría. Ha publicado diversas estudios entre los que se encuentran “Optometry in México” que se difundió en el Journal of the American Optometric Association y también el que lleva por titulo “Aztec and Maya Public Health and Preoptometry in México” publicado en el American Journal of Optometry and Archives of American Academy of Optometry”.
La producción más reciente es el libro de divulgación científica “Visión Baja… ¿Qué es? ¿Qué la causa? ¿Qué hacer?” cuyo contenido se orienta a quienes sufren este padecimiento y que resulta de gran utilidad también para los profesionales de la visión.

"Historia de la Optometría en México" es un libro ricamente ilustrado con imágenes de personajes de varios siglos rescatados de instituciones de historia, arte y cultura del país y que fueron obtenidas de litografías, óleos originales y fotografías. La colección refleja el devenir histórico de la profesión optométrica y sus muchas trasformaciones, desde cuando existía el “graduador de vidrios y anteojos”. El autor afirma que “si se conoce el patrimonio, la herencia única de ésta profesión aumenta el orgullo de quienes la ejercen o estudian” y agrega, refriéndose al trabajo realizado durante la elaboración de esta obra que “es, en cierto grado, una forma de honrar y dar reconocimiento a aquellas personas e instituciones que han contribuido al avance de la profesión optométrica”

En este material se hace especial énfasis en las imágenes realizadas en distintas épocas de la historia, pues aún cuando las ayudas visuales tienen cientos de años de haberse inventado, es muy escasa la información documental o escrita existente. De ahí que el original enfoque del Dr. Bromberg de hacer un recorrido en la línea del tiempo, a través de retratos de personajes con anteojos al igual que de escenas cotidianas e incluso ceremoniales, resulta de gran interés, pues los retratos, pasajes pictóricos y litográficos plasmados en el libro permiten visualizar la evolución en la fabricación y adaptación de las ayudas ópticas, que eran de primordial importancia para eruditos, políticos y religiosos, pues con éstas ayudas se facilitaba seguir con el proceso personal de enriquecer el acervo intelectual. La visión les permitía seguir aprendiendo por medio de la lectura de manuscritos y libros. Resolver la visión cercana era una prioridad mayor cuando se presentaban ciertos problemas visuales, principalmente la presbicia.

El trabajo de campo denota el gran esfuerzo realizado en la recolección de imágenes. Es importante mencionar que el haber rescatado tantas obras artísticas de oficinas públicas, de iglesias y de oscuras salas y almacenes de museos a través de la fotografía y su difusión, satisface varios intereses; pues además de brindar al lector un recorrido histórico con personajes de enorme trascendencia de las distintas épocas, también muestra el trabajo de los artistas plásticos y su intención de capturar con la mayor fidelidad posible la esencia de los personajes, plasmados en óleos sobre canvas y litografías. En paralelo, de forma natural y aunada a esas expresiones artísticas, se plasma la evolución de la antigua profesión de la "óptica y anteojería".

La historia pictográfica parte del retrato del Virrey Luis de Velasco hijo, realizado en 1585, que sería el primero que se tiene en el continente americano de una persona portando anteojos. Se aprecian también otros cuadros entre los que se incluye el del Virrey Diego Carrillo de Mendoza (1624), el del Arzobispo Juan de Mañozca (1653), y el del científico, historiador y literato mexicano, contemporáneo de Newton y Leibniz, Don Carlos de Sigüenza y Góngora (1645-1700) quien fue famoso por separar la astrología de la astronomía. En otras pinturas se muestran escenas cotidianas de mercado, también de exequias, sermones y milagros. En estos últimos, notándose los personajes anónimos o principales utilizando anteojos.

En las numerosas ilustraciones de los siglos XIX y XX, desfilan personajes que contribuyeron a la historia de México, entre ellos, Ignacio Zaragoza, Vicente Riva Palacio, Francisco Zarco, José María Iglesias, Ricardo Flores Magón y Jaime Nunó. En esta parte de la obra subyace otra meritoria aportación del Dr. Bromberg, pues gracias a su paciente labor y gestión ante autoridades museográficas e instituciones públicas y privadas, logró acceder a los anteojos utilizados por Don Miguel Hidalgo y Costilla, Don Benito Juárez y Don Venustiano Carranza y a través de un cuidadoso manejo de las piezas determinó el poder refractivo y graduación utilizados por estos personajes.

En cuanto a la investigación histórica de la optometría también se pueden apreciar numerosas citas que hacen referencias a momentos cruciales para el desarrollo optométrico. Entre otras se menciona el libro del Lic. Benito Daza de Valdés, notario de Sevilla, miembro del Santo Oficio, publicado en 1623 y denominado “Uso de los Antojos para todo genero de vistas”. Ahí se lee que el lente “Es una invención antigua… la cual parece haber manado del cielo”. Esta referencia concuerda con la opinión expresada en el sermón de Giordano da Rivolta (1305), quien fuera monje de Pisa: “hace aproximadamente 20 años se encontró el arte de hacer anteojos para dar buena visión, una de las mejores y más necesarias artes que el mundo tiene”. Se menciona también que la invención de los primeros anteojos se atribuye a los monjes italianos Spina y Maggiorre.

En una detallada narración de la evolución de las ayudas ópticas sobresalen algunas referencias entre otras menciona que según Hofstetter “las ciencias antecedentes de la optometría temprana fueron más sólidas que cualquier otra profesión… La optometría ha desarrollado su propia literatura sobre práctica clínica y ciencia de la visión. Ha sido líder en investigaciones sobre la aplicación clínica de las lentes, problemas de visión binocular no estrábica, lentes de contacto, visión baja y el papel de la visión en el aprendizaje, entre otras”. También refiere que los precursores de la optometría moderna fueron los ópticos que hacían y vendían los anteojos y que su uso no fue apoyado por los médicos durante casi 600 años, lo que trajo por resultado que la profesión optométrica se desarrollara fuera de la profesión médica quienes con sus opiniones reflejaban una incomprensión en el uso benéfico de los lentes, pues se lee en una referencia médica: “se conoce un colirio que hace innecesario el uso de los anteojos” y otra donde se menciona que “los ojos veían mejor sin anteojos y que en su lugar se debían usar los polvos y líquidos oculares adecuados”



Después de una detallada explicación del proceso histórico el Dr. Bromberg, menciona la definición que sobre optometría establece Meredith W. Morgan, profesor emérito de optometría, óptica fisiológica y decano de la Escuela de Optometría de Berkeley quien la define afirmando que: “Optometría es optometría, es optometría, es optometría…La optometría no es una edición “junior” de la oftalmología. No es medicina limitada. No es una forma glorificada de la profesión óptica. No es una rama de educación, ni es una porción de ingeniería de iluminación… Optometría es la aplicación clínica de la óptica fisiológica en su sentido más amplio”

“Historia de la Optometría en México” es un libro ilustrado, muy informativo y ameno que debe ser leído por los profesionales de la salud visual y que además debe permanecer en los anaqueles de las bibliotecas personales y de las universidades. El Dr. Abraham Bromberg, sin duda, hace con esta minuciosa investigación documental y de campo una gran aportación al conocimiento de los antecedentes que cimentaron esta profesión a lo largo de la historia, proporcionando además elementos que consolidan la filosofía gremial de la optometría y el fortalecimiento de sus valores.


Presentación del libro del Dr. Abraham Bromberg "Historia de la Optometría en México" en el recinto dedicado a Don Benito Juárez en el Palacio Nacional




Compartir