Retinopatía Diabética


Retinopatía Diabética


Estudio realizado por el Healthy Sight Institute de Transitions Optical

Una de las mayores complicaciones de la Diabetes Mellitus (DM) Tipo 1 y Tipo 2 es el desarrollo de la Retinopatía Diabética (RD), la cual se presenta aproximadamente en el 40% de los pacientes Diabéticos. Con el tiempo, esta Retinopatía se torna peligrosa para la visión en un 20% de la población afectada. En las personas con Diabetes Tipo 1, la RD se presenta por lo general 20 años después de ser diagnosticada la enfermedad, en el caso de los pacientes Tipo 2, la incidencia de RD excede el 60% 20 años después de ser diagnosticada. Se ha observado que casi todas las personas diagnosticadas con Diabetes desarrollarán Retinopatía Diabética antes de los 30 años y dentro de los 20 años de diagnóstico. El daño causado por la RD habrá afectado aproximadamente al 5% de los pacientes diagnosticados antes de los 30 años.


En lo referente al daño fototóxico inducido por la DM, existen asimetrías y conexiones interesantes entre la RD y la Degeneración Retiniana asociada a la exposición a la radiación ultravioleta (RUV) y ciertos espectros de luz visibles (por ej. la luz azul 480nm). El sorbitol, por ejemplo, cuya acumulación bajo condiciones de hiperglucemia crónica ha estado asociado a la alteración microvascular y a la ruptura de la barrera hematorretiniana, puede también acumularse en las células del epitelio pigmentado de la retina, al parecer como resultado de una exposición acumulativa de los RUV y de ciertas longitudes de onda de luz visible (luz azul). La acumulación de sorbitol en las células del EPR provocan un aumento en la producción de productos finales de glicosilación avanzada, un aumento en el estrés oxidativo y una posible deficiencia fisiológica y muerte celular. Muchos de esos mismos procesos se identificaron en ojos diabéticos, aunque en pacientes con RD, el factor desencadenante parece ser la hiperglucemia crónica. 

Van Kuijk propuso que la exposición a la luz podría ser un factor que promueve la peroxidación de lípidos en células fotorreceptoras debido a que la luz de una longitud de onda adecuada podría desencadenar reacciones foto-oxidativas, [4,5] La edad y la enfermedad, en la RD en particular, podrían aumentar la vulnerabilidad de las células fotorreceptoras y de las células del EPR al daño fototóxico. El daño retinal al daño asociado a la exposición crónica a los rayos UV y a la luz visible podrían aumentar la vulnerabilidad de las células de la retina a diversos mecanismos patofisiológicos asociados a la RD. 

Como ha de señalar Roberts, la exposición del tejido ocular a la luz podría provocar, o bien, agravar, las enfermedades oculares relacionadas con la edad. Estas enfermedades poseen otros factores contribuyentes importantes (como por ej. la hiperglucemia crónica en el caso de la RD y la catarata metabólica) pero la luz solar podría jugar un papel importante en los efectos de la degradación de la visión en estas enfermedades, al provocar reacciones foto-oxidativas y daño fototóxico. Se ha descubierto que muchos de los mismos procesos fisiopatológicos observados en el desarrollo de la catarata provocada por la exposición excesiva a los RUV están presentes en los ojos diabéticos, incluyendo la formación de superóxidos y la peroxidación de lípidos. 

Todos estos descubrimientos sugieren que la degeneración retiniana provocada por la luz solar en personas con Diabetes, y en especial con la RD, aumenta el riesgo de degradación y pérdida. [9] Asimismo, la formación de cataratas podría estar potenciada por la hiperglucemia, la radiación ultravioleta o una combinación de estos dos factores de riesgo en individuos con DM.


Sí bien la hiperglucemia es el principal provocados fisiopatológico de la RD y de la catarata diabética, los procesos oxidativos provocados por la exposición a la luz solar coexisten en los pacientes diabéticos y pueden aumentar el riesgo de daño en el tejido ocular ya intensificado por la Diabetes. En todo caso, la hiperglucemia parecería hacer aún más vulnerable al ojo diabético que al no diabético al daño fototóxico ocular asociado con la exposición a la RUV y a la luz visible. Por lo tanto, la protección de los ojos contra los rayos UV y contra la luz azul es una prioridad sumamente importante para los pacientes diabéticos.

Los Profesionales de la Salud Visual pueden jugar un papel importante en garantizar una salud integral óptima para sus pacientes con DM al informar a los pacientes sobre la gran variedad disponible de opciones de lentes que pueden ayudar a reducir en gran medida los efectos descritos. Estas ayudas son:

• Lentes con tinte (entintados), los anteojos de sol sin sobrepuesto y las gafas protectoras de tinte fijo, reducen la luz excesiva y proporcionan protección UV.
• Lentes Fotosensibles 
        o Ayudan a proteger el tejido ocular vulnerable, al bloquear de forma automática el 100% de la RUV.
        o Proporcionan confort visual y conveniencia, y reducen la fatiga ocular al regular la luz ya que ajustan el nivel de tinte de acuerdo a las condiciones cambiantes de iluminación en el ambiente.
        o Mantiene y mejoran la sensibilidad al contraste y reducen el deslumbramiento que molesta e incapacita.
• Tratamiento Antireflejo, reduce el deslumbramiento en interiores y de noche.
• Lentes Polarizados, reducen el deslumbramiento que ciega causado por la luz reflejada del agua o la nieve.
• Materiales, como lo es el policarbonato que brindan mayor seguridad a través de una protección contra impactos y RUV.

Debido a determinados aspectos característicos de la DM y del ojo diabético, incluyendo la disminución de la cantidad de visión relacionada con la enfermedad y de la sensibilidad al contraste, una mayor susceptibilidad al deslumbramiento y el riesgo creciente de la RUV, las mejoras de los lentes para anteojos tales como fotosensibles y polarizados tienen la capacidad de ayudar a proteger y mejorar la visión y la experiencia visual de los pacientes diabéticos y, de esta manera, mejorar su calidad de vida.

Adaptación realizada por el:
L.O. Roberto Tapia Delgado
Coordinador de Educación para TRANSITIONS OPTICAL México. 

Contacto: Oficina (55) 52074418 / 52072724 
Móvil. 044 55 36503101


RTapia@Transitions.com 
www.transitions.com 
www.healthysightinstitute.org 
www.aprendasobreanteojos.com 

[1] De la Cruz JP, González-Correa JA, Guerrero A, De la Cuesta FS. Pharmacological Approach to diabetic retinopathy. Diabetes Metab Res Rev. 2004;20:91-113. 

[2] http://www.socoftal.com/website/pacientes/enfermedades/imagenes/Retinopatia_diabetica1.jpg 

[3] Ciulla TA, Amador AG, Zinman B. Diabetic Retinopathy and diabetic macular edema: Pathophysiology, screening and novel therapies. Diabetes Care 2003; 26:2653-2664. 

[4] Van Kuijk FJ. Effects of ultraviolet ligth on the eye: role of protective glasses. Environ Health Perspect. 1991; 96:177-184. 

[5] olin PJ, Johnson GJ. Solar ultraviolet radiation and ocular disease: a review of the epidemiological an experimental evidence. Ophthalmic Epidemiol. 1994;1:155-164. 

[6] Roberts JE. Ocular phototoxicity. J Photochem Photobiol B. 2001;64(2-3):136-143. 

[7] Robman L, Taylor H. External factors in the development of cataract. Eye. 2005; 19:1074-1082. 

[8] Vinson JA. Oxidative stress in cataracts. Pathophysiology. 2006;13:151-162. 

[9] Young RW. The family of sunlight-related eye diseases. Optom Vis Sci. 1994;71:125-144. 


Compartir