ANISOMETROPÍA


ANISOMETROPÍA



Presentación y discusión de 35 casos con Anisometropía en la consulta de oftalmología del Hospital Clínico - General “Juan Bruno Zayas”


Instituto Superior de Ciencias Médicas. Facultad de Tecnología de la Salud. Santiago de Cuba
XVI Fórum de Ciencia y Técnica. II Etapa.
Téc. Natacha Aroche Victoria.
Especialidad: Optometría y Óptica. 2006


RESUMEN:



La Anisometropía, es un estado refractivo que conlleva a una sintomatología asociada a muchas molestias (fusión incómoda, astenopía , diplopia , desigual estimulación acomodativa y molestias por aniseiconia), con la consiguiente repercusión que tiene en el rendimiento laboral y académico de los sujetos que la padecen.

El propósito del presente trabajo es dar a conocer los datos obtenidos en la consulta de refracción del Hospital Clínico – General, Doctor “Juan Bruno Zayas”, en el periodo de Septiembre hasta Diciembre de 2005.

En este estudio se han tomado los datos (sexo, edad, A/V, raza, etc.) de una muestra de 35 pacientes, de ellos 22 mujeres y 13 hombres. 

DEDICATORIA: 

A nuestras compañeras de trabajo y estudio, que nos supieron comprender y soportar las horas dedicadas a nuestra superación, por un futuro mejor para ellas y para nosotras. 

AGRADECIMIENTOS:

A nuestras compañeras de trabajo y estudio, a nuestras madres, a todos los que tuvieron que ver durante los 4 meses de estudio e investigación con nuestra formación y superación, especialmente a nuestra jefa de departamento, la Téc. Optometrista Karitza Serrét Guerra. 

INTRODUCCIÓN: 

La Anisometropía es la diferencia de estado refractivo entre los dos ojos, bien en cantidad o bien en tipo de ametropía. El creador de este término fue H. Kaiser, quien lo propuso en 1867. Es posible encontrar pequeñas diferencias en casi todos los casos de error de refracción, pero este término usualmente se usa en casos de marcada desigualdad en la refracción de los dos ojos. A pesar de la desigualdad de refracción generalmente existe visión binocular a no ser que la diferencia de refracción entre los dos ojos sea muy grande; a veces se usan los dos ojos alternativamente y en otros casos queda excluida la visión de un ojo del acto de la visión. 

PREVALENCIA: Varía según la cantidad de anisometropía: 

De 0,50 a 2,00 D, en un 33% de los casos. 
Mayor de 2,00 D, en un 1,6% de los casos. 
Un tercio de los niños prematuros tienen diferencias de más de 1,00 D. 
La incidencia se incrementa ligeramente con la edad: 
Entre 5 y 7 años: 2,5%.
Entre 16 y 19 años: 5,6 %
Es mas frecuente en retrasados mentales y en estrábicos. 

ETILOGIA: 

Congénita: Puede ser hereditaria, prenatal o por lesiones en el parto o por patologías como glaucoma congénito primario unilateral, parálisis III par, ptosis, traumas.
Adquirida: Puede ser por traumatismo ocular que provoque astigmatismo, catarata unilateral, afaquia monocular, queratocono, cirugía. 

CLASIFICACION: Atendiendo a los diferentes estados refractivos. 

Esférica:
- Isoanisometropía, los dos ojos miopes o hipermétropes. 
- Antimetropía, un ojo miope y otro hipermétrope. 
- Un ojo emétrope y otro amétrope. 

Cilíndrica: Diferencia en la potencia del cilindro (el mismo signo en ambos ojos)
- Esferocilíndrica: Diferencia entre esfera y cilindro.
Podemos encontrar un ojo emétrope y otro amétrope ya sea esférico o cilíndrico.

Otras clasificaciones:
- Axial (longitud del eje antero posterior distinto)
- De curvatura (curvatura del ojo diferente)
- Mixta (axial y de curvatura) 
- Congénita 
- Adquirida 

SIGNOS:

Aniseiconia, desigualdad de las imágenes retinianas. 
Errores de localización espacial y el relieve, desorientación.
Anisoforias, disparidad de los movimientos oculares.
Trastornos de la visión binocular:
Supresión central.
Ambliopía funcional.
Estrabismo.

SINTOMAS:

Fusión incomoda.
Desigual estimulación acomodativa.
Astenopía.
Diplopia.
Molestias por aniseiconia.
Cefaleas.
Nauseas y mareos.

OBJETIVO:

Valorar la prevalencia de la Anisometropía en los pacientes que acudieron a la consulta de refracción del Hospital Clínico–General “Juan Bruno Zayas”, desde Septiembre hasta Diciembre de 2005. 

MATERIAL Y MÉTODO: 

La siguiente investigación se realizó mediante un estudio descriptivo y transversal, en un universo de 212 pacientes y una muestra de 35 pacientes de ellos que acudieron a la consulta de refracción del Hospital Clínico General “Juan Bruno Zayas”, en el período comprendido de Septiembre a Diciembre del 2005, donde se atendieron 13 hombres y 22 mujeres. En la consulta se les practico refracción dinámica y método de neblina, y se utilizaron métodos subjetivos como son: 

• Método de Donders ó Tanteo.
• Método de Neblina.
• Prueba Dicromática.

Los equipos y accesorios a utilizar fueron:

• Foróptero
• Regla milimétrica
• Cartilla de Jaeger
• Lámpara de cuello
• Proyector CSO – cp 1030

RESULTADOS E INTERPRETACIÓN: 

La Tabla No. 1 de distribución de pacientes por defecto refractivo, obtuvimos como resultado que el mayor por ciento estuvo representado por el Astigmatismo, con un 47,2% seguido por la Miopía con un 18,8 %, seguido por la Hipermetropía con un 17,5 % y la Anisometropía ligada a cada uno de estos defectos con un 16,5 %.


La Tabla No.2 de distribución de pacientes portadores de Anisometropías en relación con el sexo, obtuvimos como resultado que el sexo predominante fue el femenino con 22 pacientes, representando así un 62,8%, mientras que el masculino tuvo 13 pacientes para un 37,2 %.


La Tabla No.3 de distribución de pacientes por grupos etarios con relación a la Agudeza Visual (A/V), obtuvimos que el grupo etario de 36-43 años fue el primero con un total de 20 pacientes, seguido por el de 60 ó más con 15 pacientes y el de 44 – 51 años con un total de 11 pacientes.


La Tabla No. 4 de distribución de pacientes por tipo de Anisometropías, donde la que predominó fueron las Anisometropías Cilíndricas o Astigmáticas con una cantidad de 25 pacientes y dentro de este grupo se destacan las Anisometropías Esferocilíndricas con una representación de 15 pacientes con un 42,9 %. Por otra parte se encuentran las Anisometropías Esféricas con 10 pacientes, los que representan un 28,6% y dentro de este grupo vale resaltar las Isoanisometropías con 6 pacientes con un 17,2%.


La Tabla No.5 de distribución de pacientes en correspondencia con la raza, obtuvimos que la raza predominante fue la mestiza con una cantidad de 16 pacientes para un 45,7%, seguida así por la raza blanca con 14 pacientes con un 40% y la negra con 5 pacientes para un 14,3%.


CONCLUSIONES: 

A través de la investigación, recolección de datos y elaboración de este trabajo que tiene como tema la Anisometropía . Pudimos constatar como está la Anisometropía muy ligada a los defectos refractivos siendo común en la población del sexo femenino que asistió a la consulta de refracción durante septiembre – diciembre 2005, siendo así que de la muestra de 35 pacientes que pudimos consultar con Anisometropía, de ellos 22 fueron mujeres, representando así un 62,8% mientras que hombres solo fueron 13 para un 37,2%.

El defecto refractivo que más incidencia tuvo en la consulta fue el Astigmatismo con un 47,2 %.

En relación con la edad, quedó demostrado que el grupo etario donde más incidencia tuvo la Anisometropía, fue en el de 36-43 años, con un total de 22 pacientes, seguido por el de 60 años o más que sólo se mostró en 15 pacientes y el de 44-51 años se vio representado por 11 pacientes. 

El grupo de Anisometropía que predominó fue el de las Clíndricas ó Astigmáticas con una cantidad de 25 pacientes y dentro de este grupo vale destacar las Esferocilíndricas representadas en 15 pacientes para un 42,9%. Mientras, las Anisometropías Esféricas estuvo en 10 pacientes para un 28,6% y dentro de este grupo resaltan las Isoanisometropías en 6 pacientes para un 17,2%.

En relación a la raza, la predominante fue la mestiza, con 16 pacientes portadoras de Anisometropía para un 45,7% seguida por la raza blanca con 14 pacientes para un 40% y la negra con 5 pacientes para un 14,3%.

Todos estos datos fueron recolectados en la consulta de Oftalmología del Hospital Clínico General “Juan Bruno Zayas” en el período antes mencionado. 

RECOMENDACIONES: 

Con esta investigación recomendamos a todos los pacientes con sintomatologías como Astenopía, Diplopía, Cefaleas, Nauseas y mareos, que acudan a la consulta de refracción para poder diagnosticar su patología y así poderle aplicar el tratamiento adecuado. 

No podemos dejar de decir que la visión es la ventana de la vida. 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

• Borrás García, Rosa M. Visión Binocular. Diagnóstico y Tratamiento, Editorial Alfaomega, 2000, México.

• Lic. Hernández Xiomara. Folleto de Optometría III “Apoyo a la Enseñanza” para estudiantes de la Licenciatura de Optometría y Óptica. 2006. Cuba. 

Páginas de Internet:
• http//: www.yahoo.es
• http//: www.tuotromédico.com
• http//: www.google.com

• Borrás García, Rosa M. Manual de Exámenes Clínicos, Optometría, Editorial Alfaomega, 2001, México.
• Edwards Keith, Llewellyn Richard, Optometría, Editorial Masson-Salvat Medicina, 1993, España.
• Artículo: Anisometropía Capítulo XVIII.
Distribución de pacientes por defecto refractivo.

ANEXOS: 

TRATAMIENTO Y CORRECCIÓN ÓPTICA DE LA ANISOMETROPÍA EN NIÑOS Y ADULTOS.



Un factor muy importante es la precocidad del tratamiento, para evitar posibles ambliopías creadas por la falta de una imagen nítida en etapas tempranas del desarrollo. 
Al indicar las lentes no se pueden dar reglas estándar, pues cada caso debe ser considerado aisladamente según las características individuales del paciente pero se deben tener en cuenta algunas recomendaciones generales.

Si hay visión binocular:

- Compensación completa del error refractivo sobre todo en niños, que además se adaptan con más facilidad si la diferencia de refracción no es muy grande, (hasta 2.00D). Aún cuando la diferencia sea mayor, las lentes correctoras son con frecuencia satisfactorias. 
Las ventajas son que se mejora la visión binocular, la estereópsis y la imagen periférica en el ojo más amétrope, además de evitarse la ambliopía. 
Los inconvenientes son que se puede producir aniseiconia, con los consiguientes síntomas y se puede producir Diplopía en las miradas extremas. 
- Reducir compensación en el ojo mas amétrope, lo que produce una mejor aceptación y reduce o evita los desequilibrios prismáticos verticales (anisoforias), cuando la corrección total produce molestias. 

- Evitar la compensación óptica, Cuando un ojo es emétrope y el otro amétrope, a menos que sea con el objetivo de evitar que el ojo amétrope sufra por falta de uso o para evitar el alivio de síntomas astenópicos. 

- Control de los centros ópticos, cuando se compensa la anisometropía con gafas, al bajar la mirada en visión, de cerca, se utilizan zonas de la lente distinta del centro óptico, lo que puede inducir desequilibrios prismáticos verticales (anisoforias). Se puede educar al sujeto para que baje la cabeza y no los ojos. También se pueden montar las lentes descentradas para compensar parcialmente el fenómeno. 

- Utilización de un prisma vertical en sujetos présbitas, con anisometropía, que requieren el uso de un bifocal, se producen igualmente desequilibrios prismáticos al mirar por la lente de cerca, lo que produce sintomatología (astenopía y/o diplopía). Cuando el desequilibro es mayor de 1,5', se puede solucionar con un prisma que compense el desequilibrio. 

- Monovisión, en casos de antimetropía es frecuente que el sujeto rechace la compensación, puesto que habitualmente estará bien adaptado a su anisometropía utilizando un ojo para cerca y otro para lejos. Si existen problemas de fusión, lo ideal será el uso de una LC en el ojo miope, para evitar supresión. 

- Lentes de contacto, es uno de los mejores métodos en casos de anisometropía. Además, si existe también astigmatismo, producen menos distorsión y menos aniseiconia que las gafas, mejoran la estero agudeza y la fusión y son más estéticas. Son muy útiles en sujetos con ambliopía. No producen distorsión periférica. Evitan también el problema de anisoforia. 

Si no hay visión binocular: 

- Generalmente se ordena la lente compensadora para el ojo de mejor visión. 

Con la ausencia de visión binocular, hay probabilidad de estrabismo convergente en hipermétropes y divergentes en los miopes. 

CRITERIOS DE COMPENSACION: 

• No se debe compensar si no hay síntomas, a no ser que existan signos de ambliopía o de deterioro binocular asintomático. Es necesario, por tanto compensar óptimamente a los sintomáticos, a los Ambliopes y a los que manifiesten pobre fusión. Sin embargo, hay que considerar que existe el riesgo de que la compensación produzca los mismos síntomas y, además Diplopía, debido a la aniseiconia y a la anisoforia. 

• En niños se debe compensar totalmente, o lo más posible, aunque en los casos de alta miopía unilateral el pronostico es pobre. En los casos de hipermetropía infantil, se debe compensar totalmente y dar tratamiento antiambliópico. En casos de estrabismo o de heteroforias sintomáticas es importante la compensación total. 

• En adultos jóvenes, si no hay síntomas, no tratar. Cuando aparezcan síntomas astenópicos (hipermétropes) se deben prescribir gafas, que deben estar compensadas para la aniseiconia y la anisoforia. Por supuesto, tienen también la posibilidad de usar LC, pero no suelen estar tan dispuestos como los miopes. 

• En présbitas, si quieren utilizar bifocales, es imprescindible el uso de prisma slab-(que es de base superior, en la lente más negativa o en la menos positiva) a causa de la anisoforia vertical inducida. El desequilibrio es importante clínicamente a partir de 1,5'. Se compensa solamente 2/3 partes del desequilibrio. Si no han utilizado nunca gafas de lejos y ahora las necesitan será necesarias lentes aniseicónicas. 

• En anisoastigmáticos, la mejor solución son las LC En caso de no poder utilizarlo se realizarán modificaciones en la compensación con gafas, en el sentido de igualar los cilindros, llevar los ejes a 0º ó a 90º, en cada caso o reducir potencia cilíndrica hasta equivalente cilíndrico. 

o En los casos de afaquia unilateral, la diferencia de tamaño con gafas puede ser de hasta el 35%, y con LC solamente del 7%, puesto que la anisometropía es refractiva. 

o En los casos de anisometropía, más que ante ambliopías funcionales absolutas nos encontramos con unas ambliopías relativas en las que la agudeza visual es de un valor de 3 décimas, aproximadamente. En tales ocasiones, nuestra manera de actuar consistirá en intentar la corrección total de ambos ojos, aunque desgraciadamente sólo es posible la compensación de 2 dioptrías de diferencia, por lo que debemos tratar de hallar la prescripción que resulte más confortable, y no la más exacta desde el punto de vista óptico. 

o Cuando la agudeza visual sea igual en ambos ojos intentaremos corregir, lo más totalmente posible y luego rebajar la graduación, a fin de conseguir la prescripción que resulte más cómoda. 

GRAFICAS








Miembros de la Facultad de Tecnología de la Salud. Santiago de Cuba



Compartir