Optometría ... Optómetra ... Optometrista ...


Optometría ... Optómetra ... Optometrista ...


La Optometría ha sido clasificada como la segunda mejor carrera en la categoría de excelencia en una guía de carreras que aparece el 5 de Enero del 2006 en el World Report Web Site y en el U.S. News. El artículo describe 39 carreras diferentes las cuales se categorizan como excelentes, buenas, regulares y pobres.

La calificación de los empleos se basó en criterios objetivos y subjetivos. La información objetiva la proporciona el U.S. Bureau of Labor Statistics Occupational Outlook Handbook, 2006-2007 edition. La información subjetiva se basó en entrevistas y discusiones con profesionistas y usuarios de servicios profesionales realizadas por el autor de la investigación Marty Nemko’s. En el U.S. News and World Report Guide, se muestran las mejores carreras como aquellas que tienen trato directo con el usuario del servicio y que pueden servir a un numero masivo de personas.

En las notas del Handbook se dice que para la profesión de optometría se espera un aumento del empleo más rápido de lo normal en respuesta a las necesidades de atención visual de una población en crecimiento, al igual que por un mayor reconocimiento del público y las instituciones de la importancia del cuidado de la visión. También se menciona que junto con una mayor oferta de empleos para profesionales de la visión se percibe paralelamente, para estos profesionales, un aumento de ingresos personales, lo cual apoya al crecimiento de esta actividad.

La profesión que dentro de esta clasificación ocupa el primer sitio es la de Audiología. En esta actividad, ha sido constante el incremento en la demanda de implementos auditivos y se ha hecho notable el uso de tecnologías más sofisticadas en el área clínica. Las universidades sin embargo, presionan para que los estudios especializados sean de nivel doctoral, al igual que los de optometría.

Otras carreras que se mencionan como excelentes son la de veterinario, la de profesor de nivel medio superior, y la de ingenieros y terapistas ocupacionales y del lenguaje, además de un buen número de carreras técnicas que califican alto por reportar buenos salarios, horarios normales de trabajo, niveles de estudios más cortos y de menor carga académica, pero igualmente gratificantes y estimulantes en lo personal y económico. Dentro de las consideradas como buenas se incluyen las de recursos humanos, dentista, trabajo social y medicina, en esta última, se hace notar que la carrera es muy larga y costosa (200 mil dólares, aprox.) y que al final del largo periodo de estudios, para progresar dentro de ella, los egresados se incorporan a hospitales o centros de salud, donde la buena paga y el prestigio son cada vez más difíciles de alcanzar, además que el sistema de salud los obliga a generar gran cantidad de papeleo de aseguranzas y Medicare. Dentro de las regulares se sitúa a las de psicología, periodismo y arquitectura, sobre esta última se menciona que aunque la percepción del público la considere como fabulosa y artística, la carrera implica tiempo para ser exitosa, pues además de la licenciatura se requieren tres años de interinato y cuando los arquitectos se incorporan a firmas importantes se pasan años diseñando solo componentes (plomería, aire acondicionado, etc.) antes que les tengan la confianza para construir un edificio de relativa importancia. Por último dentro de las menos afortunadas está la de abogado, cuya intensa competencia hace difícil lograr posiciones sobresalientes (en entrevistas, el 75% manifiestan que si empezarán de nuevo escogerían algo diferente). También dentro de esta categoría están todas las relacionadas con arte (artes plásticas, música, etc.) y las de ventas y mercadotecnia. Obviamente todas corresponden a la oferta y demanda de empleos profesionales del mercado norteamericano.

Nemko, agrega que aún cuando se han realizado trabajos de investigación sobre el impacto de diversas carreras profesionales, algunas se basan exclusivamente en evaluaciones objetivas, sin embargo, han pasado por alto criterios subjetivos que modifican sustancialmente los niveles de satisfacción en el desempeño de la profesión. Por ejemplo, se ha considerado que la carrera de actuario podría clasificarse como la segunda mejor carrera, por ser lucrativa y tener condiciones de trabajo seguras, pero para muchas personas pasar la vida analizando estadísticas y números les resulta aburrido y desalentador por lo que no les genera ningún atractivo. Como ésta existen varias profesiones con variables diversas que modifican su valor relativo. De ahí el incorporar criterios subjetivos (2,400 personas en este estudio) para revalorar las profesiones. Sin embargo, se ha considerado también que lo que para una persona es excelente para otra puede ser pobre, pero el autor tiene la certeza de que con los datos obtenidos se pueden hacer generalizaciones válidas, señala también que para aquellos interesados que quieren elegir una carrera esta es una información que puede servir como referencia, pero reitera que traten de hacer una selección cuidadosa y se profundice en los perfiles de cada una de las que estén en sus preferencias. 

Perfil Profesional del Optómetra

El siguiente perfil del optómetra (optometrista), como profesionista de la salud visual lo establece el U.S. Departament of Labor y el Bureau of Labor Statistics.

Puntos significativos:

La admisión a las escuelas de optometría es competitiva, para obtener la licencia de ejercicio profesional los optómetras deben lograr el grado de Doctor of Optometry, de una escuela universitaria acreditada y aprobar el examen escrito del Consejo Nacional además de aprobar el examen de habilidades clínicas. Se espera que el empleo crezca más que el promedio nacional debido a las necesidades del cuidado de la visión de una población creciente y que demanda más servicios de atención visual.

Naturaleza del Trabajo:

Los optómetras, también conocidos como Optometry Doctor (O.D.), proporcionan a la población la mayoría del cuidado primario de la visión. Diagnostican problemas de la visión y las enfermedades de ojo, y realizan pruebas de agudeza visual a pacientes, así como exámenes de percepción de profundidad y de color, además de evaluar la capacidad de enfoque y coordinación binocular. Los optómetras recetan lentes de armazón y las lentes de contacto y proporcionan terapia de la visión así como rehabilitación visual a los pacientes de baja visión. Los optómetras analizan resultados de diversas pruebas y desarrollan planes de tratamiento. Administran medicamentos a los pacientes para ayudar en la diagnosis de los problemas de la visión y las recetan para tratar ciertas enfermedades de los ojos. Los optómetras proporcionan a menudo cuidado pre y postoperatorio a los pacientes de catarata, así como a los pacientes que han tenido cirugía refractiva con laser u otra cirugía ocular. También diagnostican las condiciones causadas por enfermedades sistémicas tales como diabetes e hipertensión, refiriendo a estos pacientes a otros médicos de la salud según sea necesario.

Los optómetras no deben ser confundidos con los oftalmólogos o los técnicos ópticos. Los oftalmólogos son los médicos especialistas que realizan cirugía ocular, al igual que diagnostican y tratan enfermedades y lesiones oculares. Como los optómetras, también examinan la refracción del ojo y recetan lentes de contacto y armazón. Los técnicos ópticos buscan las gafas que mejor se adaptan a la cara del paciente y hacen los ajustes necesarios para que estas sean utilizadas con comodidad. En algunos estados de Norteamérica , pueden adaptar las lentes de contacto según las prescripciones escritas por los oftalmólogos o los optómetras. (Véase las secciones en médicos y cirujanos, además de opticians, dispensing, en otra sección del Handbook) 

La mayoría de los optómetras trabajan en la práctica general. Algunos se especializan en atender a personas de la tercera edad (optometría geriátrica), y otros mas en los niños (optometría pediátrica) También existen especialistas en baja visión (visión subnormal) que adaptan dispositivos visuales especializados. Otros atienden a personas con necesidades visuales especiales dentro de organizaciones o la industria (optometría industrial). Algunos se especializan en lentes de contacto (optometrista contactólogo), y otros más en visión deportiva. Existe un auge importante en especialistas en rehabilitación o terapia visual y como en todas las profesiones hay quienes se dedican a la docencia, a la investigación o a la consultoría. 

La mayoría de los optómetras están en la practica privada por lo que manejan necesariamente aspectos administrativos para hacer exitoso el funcionamiento de su oficina o consultorio, se ocupan por tanto en desarrollar al personal de apoyo para que atiendan la función de tratar con el público, capturar información electrónica de expedientes, archivar expedientes de papel, hacer citas, darles seguimiento, etc. Además tienen que ordenar materiales y equipos, necesarios para su operación. Aquellos con franquicias deben cumplir con las políticas y procedimientos de las compañías con las que operan.

Condiciones de Trabajo:

Los optómetras trabajan en lugares -generalmente en sus propias oficinas- que están limpias, con buena iluminación y generalmente confortables. La mayoría de los optómetras de tiempo completo trabajan cerca de 40 horas a la semana. Muchos trabajan fines de semana y tardes para satisfacer las necesidades de sus pacientes. Las llamadas de emergencia, antes fuera de lo común, han aumentado con la aprobación de las leyes que permiten a los optómetras prescribir medicamentos terapéuticos. 

Entrenamiento, otras calificaciones y Especialidad:

Todos los estados de Norteamérica y el Distrito de Columbia requieren que los optómetras tengan una licencien para ejercer la profesión. Los aspirantes para una licencia deben alcanzar el grado de Doctor of Optometry de una escuela acreditada y deben pasar un examen nacional escrito que establece el Consejo Nacional, además de un examen clínico del Consejo Regional o Estatal. Los exámenes se toman generalmente durante el trascurso de la carrera académica del estudiante. Muchos estados también requieren a los aspirantes que aprueben un examen sobre las leyes relevantes y relacionadas con la profesión del Estado. Las licencias que autorizan la continuidad del ejercicio se renuevan de cada 1 a 3 años y, en todos los estados, para la renovación son necesarios los créditos de formación continua y permanente. 

El grado de Doctor en Optometría requiere la terminación de un programa de 4 años en una escuela de optometría acreditada, precedida por lo menos de 3 años de estudios preoptometricos de un colegio o una universidad acreditada. La mayoría de los estudiantes llegan con grado de licenciatura o más alto. En el 2004, fueron 17 escuelas de los E.E.U.U. y universidades las que ofrecen programas de optometría acreditados por el Accreditation Council on Optometric Education of the American Optometric Association.
Los requisitos para la admisión a las escuelas de optometría incluyen cursos en inglés, matemáticas, física, química, y biología. Algunas escuelas también requieren o recomiendan cursos en psicología, historia, sociología, comunicación o negocios. Debido a que se requiere una sólida formación en ciencias, los aspirantes a la carrera obtienen un “major” o énfasis académico en materias tales como biología o química, mientras que otros aspirantes que se enfocan en otras materias, luego toman muchos cursos en ciencias que ofrecen experiencias en laboratorio. Los aspirantes deben tomar la prueba de admisión que mide capacidad académica y comprensión científica. Lograr la aceptación de ingreso requiere competitividad. Consecuentemente, la mayoría de los aspirantes toman la prueba después de haber cursado el primero o segundo año, no negándose la oportunidad de tomar la prueba otra vez para subir la calificación. Algunos aspirantes se aceptan después de 3 años de universidad y otros terminan su licenciatura mientras atienden la escuela de optometría.

Los programas incluyen estudios en la sala de clase y el laboratorio sobre aspectos de salud y de ciencias visuales, así como el entrenamiento clínico en el diagnóstico y tratamiento de los desórdenes del ojo. Se incluyen cursos de farmacología, óptica, ciencia de la visión, bioquímica y enfermedades sistémicas. La capacidad administrativa, la autodisciplina y la capacidad de tratar con tacto a los pacientes son importantes para el éxito. El trabajo de optómetras requiere la atención al detalle y destreza manual.

Los optómetras que desean enseñar o realizar investigación pueden estudiar para grados de maestría o doctorado (Ph.D.) en ciencia visual, en óptica fisiológica, en neurofisiología, en salud pública, administración de la salud, información y comunicación de la salud, o educación de salud. Existen programas clínicos anuales de postgrado que están disponibles para los optómetras que desean obtener capacidad clínica avanzada. Las áreas de especialidad para los programas de residencia incluyen optometría familiar, terapia y rehabilitación visual, optometría pediátrica, optometría geriátrica, optometría en visión subnormal, córnea y lentes de contacto, cirugía refractiva y ocular, atención primaria del ojo y enfermedad ocular.

Empleo:

Los optómetras desempeñaron cerca de 34.000 empleos en el 2004. El número de empleados en el ramo es mayor que el número de optómetras practicantes debido a que algunos optómetras llevan a cabo dos o más trabajos. Por ejemplo, un optómetra puede tener un ejercicio privado pero también trabajar en otra práctica, en una clínica, o en un centro del cuidado de la visión. Según la American Optometric Association, cerca del 75% de optómetras practicantes están en el ejercicio privado. Aún cuando muchos practican de forma individual, se hacen cada vez más comunes las prácticas en sociedad o grupo profesional.

Los empleos a sueldo para los optómetras estaban sobre todo en los consultorios optométricos, oficinas de médicos, incluyendo oftalmólogos y consultorios o tiendas de salud o de cuidado personal, incluyendo ópticas con venta de lentes al público. Algunos trabajan como asalariados en hospitales, el gobierno federal, o centros del cuidado del paciente no internado, incluyendo organizaciones de mantenimiento de la salud. Casi un tercio de optómetras es independiente y no incorporado.

Perspectiva de Empleo:

Se espera que el empleo para optómetras crezca más rápidamente que el promedio nacional (del 18% al 26%) entre todas las ocupaciones hasta el 2014, en respuesta a las necesidades del cuidado de la visión de una población creciente y que alcanza mayor edad. Debido a que la gente joven eventualmente envejece, serán más probables las visitas al optómetra y al oftalmólogo debido al acentuado inicio de los problemas visuales en la edad media (40 años), incluyendo aquellos otros problemas que resultan del uso intensivo de computadoras. La demanda para los servicios optométricos también subirá debido al incremento del promedio de vida y crecimiento de la población de la tercera edad, que conlleva una probabilidad creciente en padecimientos tales como cataratas, glaucoma, diabetes e hipertensión. Aunado a ello, el mayor reconocimiento de la importancia del cuidado de la visión, junto como la aceptación de planes atención visual para empleados de empresas e industrias, y el incremento de ingresos personales en lo general, también estimulará el crecimiento del trabajo.

El empleo de optómetras crecerá más rápidamente por el anticipado aumento de la productividad que permitirá que cada optómetra atienda a más pacientes. Estos aumentos previstos provienen del mayor uso de ayudantes optométricos y demás personal de ayuda, que permitirá reducir la cantidad de tiempo que los optómetras utilizan con cada paciente. También, está disponible la cirugía laser que puede corregir algunos problemas de la visión, y aunque los optómetras todavía serán necesarios para proporcionar cuidado pre y postoperatorio para los pacientes de dicha cirugía, los pacientes que la experimentan con éxito pueden no requerir a optómetras que les receten lentes graduados o de contacto solo por algunos años.

Además del crecimiento, la necesidad de sustituir a los optómetras que se retiran o dejan la ocupación por otra razón creará también dará mayores posibilidades de empleo. (1850-1900 surgen las primeras escuelas de optometría; de 1901-1924 se aprueban las primeras leyes estatales que regulan la optometría).

Ingreso económico:

Las ganancias anuales promedio de optómetras a sueldo eran de $87,430 dólares en mayo de 2004, dentro de un rango entre $63,840 y $118,320 dólares. Los optómetras asalariados tienden a ganar más inicialmente que los optómetras que instalan sus propias prácticas. A largo plazo, sin embargo, aquellos en el ejercicio privado generalmente ganan más.

Según la American Optometric Association, el ingreso medio anual neto para todos los optómetras, incluyendo el independiente, era $114,000 dólares en el 2004. En el rango de ganancia entre $84, 000 y $166, 000 dólares.

Fuentes de Información:

Para la información sobre optometría como una carrera y una lista de instituciones optométricas acreditadas en el sistema educativo, contactar a la Asociación de Escuelas y Colegios de Optometría (ASCO):
Association of Schools and Colleges of Optometry, 6110 Executive Blvd., Suite 510, Rockville, MD 20852.
http://www.opted.org

Información adicional sobre la carrera está disponible en Asociación Americana de Optometría (AOA):
American Optometric Association, Educational Services, 243 North Lindbergh Blvd., St. Louis, MO 63141
http://www.aoanet.org 

El Consejo de optometría en cada estado puede proveer la información sobre requisitos para obtener la licencia estatal. Para la información sobre requisitos de la admisión y fuentes específicos de la ayuda financiera, entrar en contacto con el departamento de admisiones de las escuelas optometría específicas.

Referencias adicionales:

http://www.bls.gov/oco/ocos073.htm 

http://www.usnews.com/usnews/biztech/articles/060105/5careers_excellent.htm

http://www.usnews.com/usnews/home.htm



Compartir